Stocks Workshop Benalmadena

Los escandinavos están comprando casas como a principios de siglo

El inminente Brexit y una sensible economía española están dejando una clara huella en el mercado inmobiliario de la zona. Pero es algo que no parece importar demasiado a los escandinavos. A pesar de la incertidumbre y de la debilidad de la corona sueca y noruega, las adquisiciones por parte de escandinavos en la Costa del Sol se asemejan a los años de bonanza anteriores a la crisis financiera que estalló hace poco más de una década.

Es algo que ha quedado claro en el feedback que La Danesa ha recibido tras realizar una consulta con varios de los intermediarios escandinavos de la costa.

Saben lo que quieren. Y saben lo que tienen.

Las casas tienen que ser nuevas, con encanto, luminosas y de estilo moderno y escandinavo. Un precio de unos 300.000 € se ajusta a la mayoría de la gente y, a poder ser, con una hipoteca del 80 %.

«Desde un punto de vista global, los mercados danés, sueco y noruego no han tenido una gran repercusión en el mercado inmobiliario. Pero si unimos las tres nacionalidades, vemos un deseo de comprar en los últimos años equiparable al de los grandes mercados alemán y francés. Nunca antes lo habíamos visto». Estas palabras provienen de Finn Wissenberg, que lleva cuatro décadas trabajando y siguiendo de cerca el mercado inmobiliario del sur de España.

Una buena imagen

Los nuevos protagonistas del mercado también sienten el creciente interés escandinavo por la Costa del Sol, y saben por qué. «La imagen de la Costa del Sol ha cambiado significativamente. Hemos pasado del sol y sangría a algo delicioso y exclusivo, que antes solo pensábamos encontrar en el sur de Francia, en la Toscana o en Mallorca. El clima es aún mejor aquí y mucha gente está empezando a darse cuenta de ello», dice Per Mønsted de Mojo Estates. Su participación en el programa de televisión «Sol for millioner» el año pasado ayudó a abrir los ojos de los daneses a la «nueva» Costa del Sol. «Hoy vemos estilos de gente completamente nuevos que vienen a vivir aquí».

Son escandinavos de unos 40 años que pueden trabajar online o desplazarse fácilmente entre Escandinavia y España», dice Per Mønsted. Así opina también Sven Källström, de Alamo Real Estate. «En la actualidad contamos con una marca que se vende sola. La seguridad es intachable, la Costa del Sol rezuma vida y las infraestructuras son mejores que nunca. Hace unos años, la Costa del Sol, la Costa Blanca y la Costa Cálida se metían en el mismo saco al hablar de España, pero la situación ha cambiado. La Costa del Sol es, sin duda, la más atractiva. Nuestros compradores lo saben y estarán encantados de pagar un poco más por mudarse aquí».

A pesar de la debilidad de las coronas sueca y noruega, que supone una pérdida en el tipo de cambio respecto al euro del 10 al 20 % en comparación con años anteriores, el año 2019 ha sido el mejor año para Alamo Real Estate desde su fundación hace diez años. Las empresas inmobiliarias tienen un buen control de los mercados sueco y noruego y Sven Källström no puede ni imaginarse lo bien que podrían ir las cosas el día que las coronas sueca y noruega recuperen su fuerza.

«Vemos que los jóvenes escandinavos tienen ganas de comprar y de invertir.
La Costa del Sol ha conseguido la mejor fama de su historia.
Y lo mismo ocurre con las oportunidades de inversión».

—Per Mønsted, Mojo Estates

Un gran futuro por delante

También hay buenas perspectivas de futuro en Nykredit, en Marbella. El año pasado fue muy bueno. «Se ha levantado un gran interés en nuestros productos, sobre todo por parte de los daneses. Pueden comprar y suelen querer la hipoteca más alta posible, ya sea para invertir la liquidez de la que disponen o para obtener liquidez y disfrutar de la buena vida», dice Christel Mark Hansen de la oficina de Nykredit en Marbella, a lo que añade: «Nuestra clara impresión es que los escandinavos están decididos a comprar, alquilar e invertir. Creen firmemente en la Costa del Sol y en el futuro. Y nosotros también».
Wissgar Estates también cree firmemente en el futuro, aunque es un poco más cuidadoso. «Soy una de las personas que creen que los precios han llegado a la cúspide y que el mercado se va a estancar tras unos cuantos años buenos. Es algo que queda latente en el mercado de reventa a extranjeros, en el que las primeras cifras de 2019 muestran una disminución de las ventas, no solo entre los escandinavos. De todas formas, no se avecina un descenso drástico, a diferencia de lo que ocurrió hace unos años, y en la actualidad estamos iniciando la construcción por encargo», dice Finn Wissenberg. Para él, el mercado actual está lleno de oportunidades para futuros propietarios. «El agente ideal conoce su área y cuenta en la actualidad con varias propiedades excelentes y a buen precio», asegura Wissenberg, que se especializa en la zona de Calahonda/Elviria entre Fuengirola y Marbella. Son precisamente las propiedades excelentes a buen precio las que estamos buscando ahora mismo.

Un buen precio, pero sin gangas

Mojo Estates ve potencial en Benalmádena. Y no faltan los motivos. «La zona ha recibido, y sigue recibiendo, un gran impulso gracias al Hotel Hilton de cinco estrellas, el Hotel Palladium de diseño ibicenco y el restaurante Trocadero en la playa. Y ahí no acaba todo. Como propietario e inversor, sé que existen propiedades excelentes a buen precio en la zona», dice Per Mønsted, que además añade: «El código postal ya no tiene tanta importancia. Hoy en día, lo más importante es la ubicación de la vivienda, su calidad y el potencial de la zona». El concepto de potencial se ha convertido en uno de los estandartes de Mojo Estates. La empresa se centra cada vez más en la inversión inmobiliaria. Los tipos de interés negativos y la fe en el mercado inmobiliario de la Costa del Sol han atraído las miradas de varias empresas privadas y medianas a los proyectos de inversión de Mojo.

Existe un gran potencial en Fuengirola, según afirma Álamo Real Estate. «La ciudad siempre será un punto de atracción para los escandinavos. Casi todo está cerca y la vida social es de las mejores», afirma Sven Källström, que cree que son numerosas las oportunidades de inversión en Fuengirola. «Los precios siguen estando por debajo del nivel de 2008 y tenemos muy buenas propiedades disponibles por 200.000 €. Hay un nuevo proyecto bastante espectacular en la ciudad, «Jade Tower», que está formado por apartamentos de lujo con grandes terrazas cuyos precios empiezan en unos 300.000 €. Es la cantidad media por la que nuestros clientes escandinavos están comprando en la actualidad», concluye Sven Källström. «Solo los agentes inmobiliarios más hábiles, diligentes y dispuestos a invertir sobreviven en la Costa del Sol. Es fácil empezar como agente en la zona, pero es difícil sobrevivir. Hay que trabajar duro e invertir grandes cantidades en marketing. Y no todos están dispuestos a hacerlo».

No es poco el trabajo que se hace para encontrar la casa de ensueño para los escandinavos a los que les encanta España.

Un sueño bien vivo en estos momentos.

Ver el artículo original: Los escandinavos están comprando casas como a principios de siglo