Per está en un nuevo programa de televisión ‘Sol para millonario’ sobre la vida de lujo en la Costa del Sol

Llega el estreno de la nueva serie, «Sol for millioner» (Sol por millones). Per Mønsted, de Sønderborg (Dinamarca), es uno de los agentes inmobiliarios de la serie y, aunque corra constantemente el champán y el glamour en el programa, espera mostrar lo que más le gusta de la Costa del Sol y cómo quiere revolucionar el sector inmobiliario español.

Málaga: Dijo que no a participar las 100 primeras veces. Porque cuando eres empresario y quieres que la gente se tome en serio tu idea, un reality centrado en la ostentación y el glamour puede no ser la mejor carta de presentación.

Pero…

Per Mønsted, de 48 años, que nació y se crio en Sønderborg (Dinamarca), se planteó muchos aspectos antes de aparecer en la nueva serie de Canal 5 «Sol for millioner», que se estrena el martes 29 de enero.

El programa se centra en la lujosa vida en Marbella, donde hace un año Per y su socio, Jacob Johansen, se lanzaron de cabeza al negocio inmobiliario con Mojo Estates. Se ganan la vida vendiendo casas exclusivas a clientes ricos que buscan sol, pero su idea empresarial va mucho más allá. También su fascinación por el sur de España, y por eso Per y su familia, que también aparece en el programa, están encantados de ser las estrellas del prime time de la televisión danesa.

—Cuando nos presentaron la idea, nos dijeron que nos imaginaban a Jacob y a mí como Crockett y Tubbs de la serie de los 80 «Corrupción en Miami». Tenía que llegar conduciendo en mi Porsche y hacer como que estaba tranquilo, y fue ahí cuando empecé a preocuparme. Terminé diciendo que sí porque solo se vive una vez y soy un adulto responsable que sabe lo que hace y sabe gestionar lo que dice. Pueden destrozarnos si quieren, claro, pero tienen que mantener la compostura si quieren hacer una segunda temporada, y ya han dicho que esa es su intención, nos dice Per Mønsted por teléfono desde Málaga.

Deshaciéndose del antiguo modo de hacer

Él y su familia, formada por su mujer Mette Nør y sus hijos Philip, Nicoline y Christopher, se mudaron aquí en 2014. La pareja soñaba con vivir en la Costa del Sol y, tras varios éxitos empresariales con células madre y haber puesto en marcha la empresa de soluciones de financiación ViaBill, habían ganado suficiente dinero para poder desconectar, relajarse y disfrutar de la vida en familia, así que se mudaron a Málaga.

Pero jubilarse a los cuarenta y pocos no es precisamente el sueño de un empresario. Empezó a aburrirse y su mujer tuvo que decirle que se buscara un nuevo proyecto.

Siempre me han interesado las inversiones inmobiliarias y por eso era razonable que entrase en el mercado, que no creo que funcione muy bien aquí en España. No recibimos el servicio de los agentes inmobiliarios que esperaba cuando vinimos a comprar una casa. El modo de hacer es antiguo y pide a gritos una «disrupción» (y con «disrupción» me refiero a desconexión, alteración o colapso. Es un término que se utiliza en particular para los recién llegados, para aquellos que cambian significativamente la situación del mercado y, por ejemplo, hacen que los productos y empresas existentes sean superfluos en el sector). Mi filosofía en estos 20 años como empresario siempre ha sido que no hay que seguir los pasos de los demás, porque eso significa que nunca vas a estar por adelante. Por eso, ahora vamos a revolucionar el sistema inmobiliario español, explica Per Mønsted.

Adiós al legado social

Ahora vuelve a pasárselo en grande. Pero este innovador danés no es de esa clase de personas que dejan que una situación insostenible siga tal cual sin hacer nada al respecto.

Tenía solo siete años cuando se dio cuenta de que había algo en su vida que no funcionaba. Y a pesar de su corta edad, no se quedó de brazos cruzados. Su joven madre soltera no era capaz de controlarlo. Fumaba y robaba en el supermercado de su pueblo, pero un día cogió sus cosas y recorrió los cinco kilómetros que lo separaban de la casa de sus abuelos para preguntarles si podía quedarse con ellos.

Así es como Per Mønsted dijo adiós a su legado social y empezó a construir él mismo su propio futuro, algo que lleva haciendo desde entonces con sus aventuras empresariales. Y es lo que hace actualmente con Mojo Estates, donde también está deshaciéndose de la manera tradicional de hacer las cosas.

Le encantaría que eso apareciera en el programa, pero además es consciente del valor de la exposición en horario de máxima audiencia en un canal nacional, y espera que los daneses que deseen comprar o alquilar una casa de vacaciones en la Costa del Sol piensen en Mojo Estates al ver el programa.

Creemos que es una oportunidad para demostrar cómo trabajamos. Demostrar el éxito que hemos conseguido en poco tiempo. Ha sido muy importante para nosotros demostrar nuestra profesionalidad y espero que los espectadores lo capten al ver el programa. Evidentemente está hecho para entretener al público, pero esperamos que incluya un poco de seriedad y profesionalidad también, afirma.

La nórdica Ley de Jante nos persigue

Per también ha intentado mostrar la parte más auténtica de España en el programa y no solo el fascinante y exclusivo entorno de la costa.

—Ha sido una buena oportunidad para contar por qué estamos tan contentos de vivir aquí. Mostrar lo que nos gusta de la Costa del Sol, el auténtico carácter español con la naturaleza y la cultura malagueñas. Somos los únicos que protagonizamos los ocho episodios y gracias a eso hemos podido enseñar la Costa del Sol de una manera que nos encanta, añade.

Admite que está muy nervioso por el estreno del primer episodio el martes por la noche. Fue una locura tener un equipo de grabación alrededor durante ocho semanas tanto en el trabajo como en nuestra vida privada, y ahora veremos la reacción de los espectadores.

—La nórdica Ley de Jante nos persigue. No pensamos en ello porque nos hemos ganado la vida que vivimos actualmente tras haber corrido grandes riesgos durante los últimos 20 años. Pero tenemos muchas ganas de ver cómo se nos va a retratar a nosotros y a toda la Costa del Sol. Lo que está claro es que va a haber palomitas en el salón los próximos ocho martes, se ríe por teléfono.

Algunos datos

  • Per Mønsted tiene 48 años y nació y se crió en Sønderborg (Dinamarca), donde vivió hasta los 34 años.
  • Su madre solo tenía 17 años cuando lo tuvo, y nunca conoció a su padre.
  • Cuando tenía 7 años se mudó con sus abuelos porque su madre no podía ocuparse de él.
  • Cuenta con varios títulos y fue uno de los más jóvenes en terminar un Executive MBA a principios de los 2000. Mientras estudiaba fundó su primera empresa, StemCare, que fue el primer banco de células madre de Dinamarca y que aún sigue existiendo en la actualidad, 17 años más tarde.
  • La vendió a finales de la primera década de este siglo y fundó ViaBill, ya que se planteaba por qué no existía una buena solución de financiación para las compras online.
  • Hizo el negocio de su vida cuando vendió la empresa por una cantidad de doce dígitos.
  • Desde 1998 está casado con Mette Nør Mønsted, de Stubbæk, cerca de Aabenraa (Dinamarca). Juntos han tenido a Philip, Nicoline y Christopher.
  • En 2014, la familia eligió cumplir su sueño de vivir en la Costa del Sol. Se mudaron a Málaga y llevan construyendo una casa enorme en una ladera de Benalmádena desde hace varios años, que finalizaron en otoño.
  • El plan era que Per se jubilara y se relajara y disfrutara de la vida, pero se aburría. Pero al comprobar de primera mano el deficiente servicio de los agentes inmobiliarios españoles al comprar su nueva casa familiar, decidió sumergirse en el sector inmobiliario.
  • Junto con Jacob Johansen fundó en abril del año pasado Mojo Estates, que vende casas de vacaciones en la Costa del Sol. La empresa cuenta actualmente con 12 empleados y se ha expandido con Mojo Rentals, que se dedica al alquiler de alojamientos de vacaciones.
  • Acompañarán a su familia en el nuevo reality de la televisión danesa Canal 5, «Sol for millioner», que se estrena el martes 29 de enero a las 21:00.

Ver el artículo original: Per aparece en un nuevo programa de televisión sobre la vida de lujo en la Costa del Sol